Trayectoria

Corrían los días del año 1955 cuando una Carta Astrológica se cruzó frente a los ojos de Cristian Fhers. Nunca hubiera imaginado, ni por casualidad, que todas esas respuestas que nadie le podía dar se encontraban ahí, envueltas en unas cuantas líneas de colores que reposaban sobre un zodíaco de papel. Por entonces era sólo un joven con curiosidad de saber para qué vino al mundo: “¿Por qué debemos nacer, enfermar o morir?”, se preguntaba regularmente.

Años más tarde, ya con hijos, un trabajo y una "vida hecha”, Cristian Fhers volvió a contactarse con la astrología porque lo que aparentemente se veía como una "buena vida", encerraba grandes vacíos. Sus experiencias con esta disciplina eran cada vez más profundas y apasionantes: empezó a estudiar su propia carta y de a poco se fue dando cuenta de que provocaba un efecto renovador en él. Entonces decidió emprender la heroica tarea de descubrir la causa de todos los males que sufría, y después de muchos años de experimentación personal, por el comienzo de la década de los ‘80, sintió que debía transmitirle a otras personas el trabajo de autoconocimiento y transformación que tan extraordinarios resultados había provocado en sí mismo.

Entonces Cristian Fhers no titubeó. Abandonó su trabajo y se dispuso a pasar hambre, jugándose la vida por lo que amaba, mientras consolidaba su formación como Astrólogo, ya con una fuerte impronta de la filosofía oriental. Entendió que la felicidad estaba ahí, en ejercer la actividad que uno siente con el corazón, y que no había mejor forma para gestar una familia que de esa manera, sabiendo que la difusión de la actividad que le cambió la vida, podría provocar un efecto similar en otras personas.

Fueron meses de incertidumbre, pero con una plena confianza de que la fórmula es efectiva: "Si uno ama lo que hace, ese algo lo ama a uno; si uno ama a la vida, la vida te va a terminar amando". Cristian Fhers aún recuerda con precisión cuando recibió su primer trabajo como astrólogo: "Yo estaba muy mal económicamente, pero cuando me llamó una señora para tener una consulta astrológica, le dije que estaba con muchas consultas, que recién podía dentro de un mes".

El astrólogo, con hijos que mantener, se jugó un pleno. "Sabía que lo que yo hacía era único, sólo que nadie lo había visto. Si me mostraba desesperado, probablemente esa persona no hubiera valorado ni mi trabajo ni a la astrología en sí". Con los dedos cruzados, él y su familia esperarían ese llamado que, a pesar de lo que dicen las estadísticas, llegó junto a muchos otros. La mujer visitó a Cristian Fhers un mes después y echó a correr el rumor de un astrólgo que asesoraba a muchas personas. Más tarde entendería que su trabajo se multiplicaba por la precisión que tenían sus cartas natales y no por esa artimaña comercial.

El abogado Pedro Álvarez llegó al humilde despacho de Cristian Fhers conmocionado. La ciencia le daba apenas seis meses de vida por el cáncer que lo acosaba. El mismo Álvarez le narró a la revista GENTE su experiencia: "Luego de enterarme el diagnóstico de los médicos me desesperé y acudí a algo que puede sonar risible: la astrología. Me hice hacer una carta natal con Cristian Fhers. Necesitaba aferrarme a algo. La ciencia me daba 6 meses. A lo sumo, un año y medio". - ¿Qué decía su carta? - "Acertó tanto que me impactó. En una parte me dice que mi misión es dedicarme a otras almas con más necesidades que yo. Y Cristian me dice que "empezarás a ver el sentido de las cosas cuando te puedas alejar de ti mismo y reírte de los egocentrismos que te regían en el pasado. Y este es, justamente, uno de los cambios más favorables en mi vida".

Álvarez comprendió lo que Cristian Fhers enseña: que la base de su salvación, radica en dejar la vida para salvar a los demás. Posteriormente, Pedro Alvarez escribiría el libro "La aventura de mi curación" contando cómo se curó de aquella enfermedad. Y Cristian Fhers transitaría un camino de muchos esfuerzos pero con incipientes reconocimientos.

Con el correr del tiempo, encontró fuertes disidencias con la Astrología convencional e introdujo cambios a la denominada “Astrología Científica” para transformarla en Astrología Kármica, una verdadera síntesis de integración de conocimientos. Lo que para él es elemental, ya que utiliza las herramientas de la astrología como instrumento de autoconocimiento y transmutación del karma y no como mera herramienta predictiva, a menudo utilizada con malas intenciones. De ese modo, Cristian Fhers se transformó en un Astrólogo Kármico y confeccionó un mapa natal con muchas diferencias al ortodoxo.

Con distintas curiosidades y ansias de formarse, la matricula de discipulos que Cristian Fhers tenía en la Escuela de Síntesis e Integración de Conocimientos que había creado, denominada Red Pentalfa, crecía año a año. Para el 2005, Red Pentalfa albergaba grupos en Buenos Aires, Mar del Plata (donde luego fue distinguido con el premio "Sexto Sentido"), Azúl, Santa Fe y Asunción; a los que se le sumaban distintas localidades en las que el astrólogo y filosofo kármico brindaba cursos y conferencias, como Camboriu (Brasil), Antofagasta (Chile), Posadas y Mendoza.

Pero en la actualidad, existen alumnos diseminados por distintas partes del mundo. Los Estudios Personalizados de Cristian Fhers son escuchados en: Madrid (España), Virginia, Washintown (USA), Paris (Francia), Roma (Italia) y Moscú (Rusia), entre otros países.

Pese a que no es el modo en que Cristian Fhers elegiría transimitir sus conocimientos, para dejar un registro documental de sus avances en materia de Astrología y Filosofía Kármica, publicó dos libros: Yo Estoy en Vos, un ensayo filosófico redactado en clave. Se publicó por primera vez en 1989 y fue reeditado otras cuatro veces, la última en 2002, junto a su otro libro La Causa de Todo, una compaginación de sus seminarios y estudios sobre Astrología Kármica.

En 2011, a modo de institucionalización de su enseñanza y con fines de integrar una faceta artística que funcione a la par de la académica, junto a su familia e instructores formados por él, creó la Fundación Fhers, Cultivando Conciencia Constante. Organización que lidera y conduce junto a un staff de profesionales en materia artística y filosófica, especialmente seleccionado por él.

La trayectoria de Cristian Fhers en los medios de comunicación es extensa: incluye desde sus recordados textos en el diario La Nación (Paraguay), sus incipientes apariciones en la prensa brasileña luego de brindar clínicas en la ciudad de Camboriu; hasta sus participaciones como columnista en distintos medios gráficos y ciclos televisivos de su país natal, Argentina, - como “Atraídos” en Canal 13, “Infinito Vivo” o “Zona Infinito”, de la señal dicha internacional.

Además de sus habituales entrevistas con medios gráficos y audivisuales, la Fundación Fhers lanza en 2017 una plataforma digital que busca poner en la vida diaria del Siglo XXI un conocimiento milenario para transmitirle a miles y miles de personas una herramienta que los ayude a mejorar sus hábitos y camibiar de mentalidad. Esa misma que obligó a Cristian Fhers, aquel joven con la "vida hecha", a abandonarse a sí mismo y volver a empezar en un nuevo camino de armonía con las leyes de la naturaleza. Ahora, replicada en un grupo de sus discípulos.

Algunas cosas que hicimos

Estudios
80%
Cursos y talleres
75%
Carta Natal Kármica
95%
Asistencias personalizadas
58%