Sagitario, el embajador del movimiento en el cuerpo y en nuestra Carta Natal

Publicada el Publicada en Movimiento Conciente

En nuestra Carta Natal Kármica Sagitario representa lo que hemos hecho en otras vidas con la religión, la justicia, la filosofía, también con estudios y viajes largos y la relación con cuñados. Tiene que ver con la voluntad, el compromiso y las aspiraciones superiores, y en nuestro cuerpo está representado por la parte superior de los muslos, caderas  y directamente conectado con la práctica deportiva, sobre todo la que implique desplazamiento.  Por otra parte como la figura del signo lo define “ el arquero, el centauro” indica la férrea convicción de seguir la dirección de la flecha. 

 

 

Con esta información que Fhers tiene para vos,   como siempre, además de hacer nuestro ejercicio en forma conciente, vamos a  preguntarnos cuanto reconocemos autolimitarnos  por no comprometernos, que persistencia logramos en la  vida hacia una dirección u objetivo, en qué medida logramos permanecer en el centro a pesar de las presiones, cuanto aceptamos otros puntos de vista o creencias y cuanto intentamos imponer los nuestros.

 

PASO A PASO

1- De pié, piernas bien separadas, piés rotados hacia afuera, elevamos los brazos por el costado del cuerpo, hasta llevarlos hacia arriba, extendidos mientras inspiramos acompañando este movimiento. Juntamos las manos arriba, sostenemos el aire 2 segundos y exhalamos mientras los brazos descienden.

2- Inspiramos y flexionamos rodillas intentando formar un ángulo de 90 º entre los muslos y pantorrillas, controlando que la cadera quede en línea con el cuerpo y los piés en el mismo plano. Los brazos descienden extendidos al costado del cuerpo con las palmas hacia arriba.

 

3- En esa posición flexionás los codos, palmas hacia abajo  y sostenés los brazos al frente mientras duran los 3 ciclos completos de la respiración.

Si te parece que para empezar se te hace muy largo y las piernas están muy fatigadas, podés hacer 2 respiraciones completas  y a medida que vas fortaleciendo los muslos agregás de a un ciclo.

 

Cuando ya sientas que estás fuerte, podés girar y extendiendo la pierna de atrás pasar a la postura del “guerrero”. Al principio solo marcás la posición unos 2″. También para la transición entre las poses podés apoyar manos en el suelo para facilitar el giro .