Astrología Kármica: Marte en Aries y cómo se llega a una acción reflexiva

Publicada el Publicada en Astrología

Por Elina Oliviero para TN | La mayoría de las personas piensan bastante seguido en lo que hacen, antes de hacerlo, haciéndolo y después de haberlo hecho, pero eso ¿lo convierte realmente en un practicante reflexivo?

Hoy en Buen Karma vamos a profundizar en como utilizar nuestra mente para llevar adelante una acción constructiva, abierta y positiva, que seguro atraerá más beneficios que dificultades.

“ Oír o leer sin reflexionar es una ocupación inútil” Confucio.

Telescopio Kármico

Se intensifica la presión de varios planetas en los signos cardinales: Aries- Libra y Cáncer- Capricornio indicando una reorientación, cambios y nuevos paradigmas. Los viejos patrones de pensamiento ya no funcionan, hay que atreverse a reiniciarse.

Urano desde Tauro y Venus en Leo, movilizan también a los signos fijos: Tauro- Escorpio y Leo- Acuario para observar nuestros deseos, aspiraciones y objetivos. Es tiempo de tener clara las metas.

Neptuno desde Piscis, el nodo lunar en Géminis y el Sol en Virgo activan los signos mutables Géminis- Sagitario Virgo- Piscis para un nuevo paradigma en salud, política y relaciones interpersonales.

El Tiempo de una nueva realidad ha comenzado. Para ello el cielo nos invita con 6 planetas retrogradando ha reflexionar y meditar.

En Fundación Fhers tenemos un instrumento de lujo para conocer todo esto, es la Carta Natal Kármica y este 14 de septiembre, en nuestro cumpleaños nos juntamos para explicarlo. Libre y de forma gratuita de mostramos nuestra tarea de 50 años para mejorar la calidad de vida. Es tiempo de una mayor conciencia constante.

Virgo el Sol y y el poder de la reflexión

Este signo al igual que Géminis, esta regido por Mercurio, la mente concreta y analítica que habilita el pensar. Reflexionar entonces es un proceso inherente a nuestra condición humana.

Reflexionar, entonces es considerar un asunto con atención y detenimiento para estudiarlo, comprenderlo bien, formarse una opinión sobre ello para luego tomar una decisión.

También se enseña que reflexionar es una advertencia, un comentario o un consejo que pretende influir en alguien. En Física, reflexión es el fenómeno de cambio en la dirección o en el sentido de la propagación de una onda como, por ejemplo, la reflexión de la luz. Muy propicia esta última definición, porque reflexionar, o reflectar es generar una mayor luz.

Así que cada vez que dedicamos un tiempo saturnino para sentarnos en la calma, observar, contemplar y analizar algo, permite no identificarnos con lo que sucede y arrojar un entendimiento mayor a lo estudiado.

Esto lleva a que logremos pensar incorporando imágenes, lo que activa los hemisferios cerebrales. Porque solo lo que se ve internamente con una emoción altruista se puede construir en la realidad. Y Virgo es el signo de volver a nacer, salir del capullo y mutar a una nueva vida.

“ si lo que piensas lo puedes imaginar, esa visualización con motivaciones puras despierta tu creatividad “. Eisntein

Los 3 decanatos de Virgo y para concretar el arte de la reflexión activa

Algunas veces reflexionamos espontáneamente sobre la propia práctica, pero si este planteamiento no es metódico ni regular no llevará ni a concienciar ni a cambios.

Reflexionar y ser un practicante reflexivo no es cualquier cosa, no es una simple acción, y si no lo llevo a la práctica de forma cotidiana entonces no estoy siendo un practicante reflexivo.

Primer decanato: Venus, la anticipación

Todos nosotros anticipamos las situaciones o contextos en los que tendremos que actuar. No solemos ir a la realidad exterior en lo posible y golpearnos por ella. A veces sucede cuando dejamos que la fuerza de Marte actué sin consideración del efecto

La serenidad de Venus permite prever y prevenir, dos verbos que dan cuenta de una tarea de tal relevancia que, sin ella, no podríamos literalmente sobrevivir.

Es conocer de antemano lo que va a ocurrir”: eso, sí. Para decirlo con un término del léxico científico, las realidades, los contextos que hemos de vivir nos los representamos antes de que acontezcan; nos los “figuramos”, que es una forma de “dibujarlos” en la mente, de “imaginarlos”, que literalmente es el acto de convertir en imágenes aquello que prevenimos.

Mediante la representación de lo que prevenimos, ensayamos, todavía in mente, nuestra probable actuación y, ya ensayada, salimos a su encuentro. Esa anticipación de la realidad exterior, de la situación, del contexto  permite que al incorporarnos a la realidad externa actuemos adecuadamente y con mayor sensibilidad.

“El prever y el prevenir son, pues, ensayos mentales de actuaciones que pueden o no convertirse en empíricamente reales”.

Segundo decanato: Saturno y el prospectar

EL reflexionar permite no solo la posibilidad de corregir nuestras actuaciones futuras a partir del desafortunado reflejo de las pasadas, sino la de corregir la totalidad o una buena parte de lo hecho. Es lo que en oriente indica la palabra karma. En Virgo podemos corregirnos a nosotros mismos.

Saturno permite llevar la experiencia hacia afuera y compartirla. Prospectar aquí es tener la habilidad de ver el terreno, el ambiente la situación y las personas que están involucradas y actuar en consecuencia. Primero hay que tener algo útil para compartir y que con su difusión traiga beneficios a todos, porque en ese todo estoy yo.

Aquí funciona la ley de merito. Lo que piensas y sientes es lo que vas a atraer y capricornio lo materializa.

“ solo se entrega lo que uno es. Recojo de la vida lo que hay en mi corazón. Es preciso imaginar con amor y por amor para que la acción constructiva sea eterna”.

Tercer decanato: Quirón y Mercurio acción servicial

Aquí la reflexión se transforma en meditación activa y permanente. La mente ya no actúa desvinculada del corazón y eso permite que una parte elevada de nuestro ser se ponga en contacto. Despierta a Neptuno, Urano y Júpiter en nuestra carta y accedemos a un “ Wifi” Universal. Lo que los maestros de oriente denominan: conciencia o mente superior.

Allí se descubren por intuición como se mueven las redes del Universo al cual pertenecemos. Nuestras neuronas entran en sintonía con una energía diferente, con leyes ordenadas, y se lleva a la acción lo que favorece a la Unidad.

El servicio desinteresado es el reflejo de vivir en grande. Y quien vé, piensa y siente en grande cuida toda forma de vida. Esa vida grande atraerá una protección y abundancia única. Todo empieza con detenerse, observar y reflexionar.

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos. Cambia la forma de ver la vida y la vida cambiara de forma”.