Luna llena de Libra y como atreverse a nuevas experiencias

Publicada el Publicada en Fundación Fhers

Nos encontramos bajo la influencia de la luna llena de Libra. Como te recordamos en cada lunación, la Humanidad es la encargada de materializar en el planeta Tierra la sabiduría y el amor de grandes seres, que en cada plenilunio nos invitan a renovar nuestro compromiso para una causa mayor.

Bajo esta energía, podemos iniciar un trabajo profundo, interno y externo de reconciliación, y prepararnos para ser un centro de equilibrio en tiempos actuales de incertidumbre y conflicto. Con nuestra armonía interior, estamos colaborando positivamente a todo lo que ocurre.

Depende de nosotros tomar la decisión para reorientar nuestra vida, respetando las leyes de la naturaleza y aprendiendo el primer arte que se debiera enseñar: el arte de las relaciones humana, y buscar armonía después del conflicto. Para no llegar a el, en Fhers te ofrecemos herramientas milenarias para que tomes contacto con tu parte eterna, y así, dejes de culpar lo que la vida como un gran espejo te devuelve.

Es tiempo de crecer, y esta lunación, que transcurre durante el primer mes de la Primavera, nos indica el camino.

Cuándo es y cómo aprovechar su energía

Desde las 18:06 hs pm, hs argentina. La luna desde el signo de Aries se opone al Sol en Libra, proyectando la energía de este signo. Es un signo de Aire, que junto a Acuario y Géminis, forman la trilogía de este elemento. En estos signos venimos a cultivar: el amor, la dulzura, ternura y compartir lo que es bueno para uno con todos, sin distinción. En Acuario desarrollamos nuestra capacidad para trabajar en grupos y fraternidades como un mismo ideal, para así en Géminis, sentirnos hermanados con todo lo que existe.

 

Se necesita entrega, para construir dentro nuestro, el liderazgo que la Era de Acuario anuncia y que estos tiempos ameritan. Primero sobre nuestros vehículos, a través de una alimentación y nutrientes necesarios, una respiración conciente para que emociones como el temor, preocupación o desconfianza, no obstaculicen nuestra capacidad de ser útiles. Por último, una mente inundada de amor, que a través de la meditación grupal, como lo hacemos en Fhers en cada plenilunio, sirve al planeta a un nivel mayor.

En Libra también vemos el rol femenino de vidas pasadas, armónico o no, en estos tiempos nos invita a vivir nuevas experiencias, ampliar nuestros vínculos, y atrevernos a lo nuevo en nuestras formas de relacionarnos con los demás. De nada sirve cerrarnos a lo desconocido por temor a sufrir, esta es una ilusión de la mente, el dolor es parte de la vida, depende de nosotros levantarnos más sabios y amorosos luego de cada caída. Aries, su opuesto, activado en este momento y hasta enero por la visita de su planeta regente Marte (dueño de casa de este signo), nos impulsa a reiniciar todos los aspectos de nuestra vida. Una vez superada la ira, la inofensividad, y competencia en un 33 % constante, tenemos como nunca antes, la oportunidad de unir la aspiración del alma con las metas que nuestra personalidad se proponga alcanzar. Es cuestión de probarlo.

Plenilunios como estos nos acercan al trabajo Jerárquico de grandes seres como el Buda y el Cristo. Si se cumple el servicio adecuadamente afluye para la Humanidad una energía de gran liberación de viejos esquemas mentales fijos, despertando el sentido común que proviene de una mente y un corazón unidos.

“Cuando el ser humano piense en totalidad, se dará cuenta de que forma parte de un sistema vivo y que si se trabaja para el bien de todo lo existente, entendiendo que yo, estoy en ese todo, los beneficios llegarán inexorablemente. Lo que divide termina, lo que une persiste”. Elina Oliviero.