Meditación guiada para niños: cómo enseñarles en las escuelas

Publicada el Publicada en Meditación, Movimiento Conciente

La meditación es una técnica milenaria utilizada por diferentes culturas y escuelas filosóficas que consiste en buscar internamente la conexión con el alma o lo que es  el “yo” de cada uno y poder separar los pensamientos que la mente genera.

Muchos confunden la meditación con la concentración, si bien son cosas diferentes, para  meditar se debe poder focalizar y esto al principio resulta una aptitud de la mente, ya que lo que se persigue es que esa “mente saltarina” pueda ser detenida y observada por uno mismo..

Enseñar a nuestros niños a meditar

Muchas escuelas o colegios laicos , extraoficialmente lo están implementando por iniciativa de las maestras que suelen ponerlo en práctica en sus propias vidas.

Una de las materias en las que sería ideal  practicarlo, es la Clase de Educación Física. Partiendo de la premisa que el cuerpo y la mente van de la mano ya que todo movimiento implica un proceso de elaboración, que con la repetición se va automatizando y cada vez requiere menos atención. Parte del objetivo de la Educación Física es poder registrar la ejecución para reconocer las posibilidades

 motrices  y luego poder elegir la mejor respuesta ante cualquier situación.

Así como es importante la toma de conciencia en la acción, es importante poder experimentar el cuerpo quieto y la diferencia entre la tensión y la relajación.

Desde esta mirada,  que los chicos aprendan a meditar  contribuye a que lentamente vayan adquiriendo esta práctica que en el tiempo va a favorecer su capacidad de concentración para estudiar, controlar reacciones violentas, bajar el nivel de estrés y sobre todo descubrir que pueden lograr el control de sus emociones manejando la respiración.

La propuesta no difiere demasiado de la de los adultos. La palabra clave es “observación” . Para ello podemos utilizar diferentes consignas como por ejemplo:

  • Observar como entra el aire por la nariz, hacia dónde va, qué pasa con nuestro abdomen cuando entra y cuando sale

  • Qué imágenes se me cruzan, si tienen color y forma definida

  • Puedo tener la imagen de mi mismo exactamente como estoy en ese momento

Son todas consignas que al comenzar requieren de la concentración y ese ejercicio permitirá ir marcando el camino. El planeta que representa la mente concreta, la capacidad de concentración y de dispersión es Mercurio. Seguramente cuanto más armónico se encuentre en la carta natal kármica, más fácil  será poder controlar los pensamientos y viceversa.

“Al contrario de lo que se piensa, los niños son muy permeables a esta práctica, con los grados de primer ciclo lo hacemos siempre cuando vienen del almuerzo. A esa hora  el colegio es muy ruidoso y los chicos quedan bastante inquietos, porque es el momento en la mitad de la jornada donde se distienden y ponen toda su energía afuera.Tomamos como hábito sentarnos en ronda en posición de loto y  usar 5 minutos para respirar.Eso los aquieta y pueden escuchar y focalizar mejor en la actividad que se proponga ” cuenta la Maestra de Educación Física, de una escuela de la Ciudad de Buenos Aires.

La clave es presenciar. Ser espectador de lo que ocurre volviéndote uno con el todo. Por lo tanto recuerda:

  • Debes estar centrado
  • Nuestra mente no nos dirige,debo verme haciendo lo que deseo
  • La mente nos vuelve grandes pensadores pero inconscientes
  • Vivir el presente .
  • No es concentración , es quedarse quieto
  • No luchar con la mente
  • Es el espacio para ser y estar