Astrología Karmica: Marte entró en Libra y pone en acción nuestras emociones verdaderas

Publicada el Publicada en Astrología

¿Prestaste atención consciente a tus movimientos?¿ Dedicas un tiempo del día a relajarte de las tensiones? ¿Sabías que las posturas físicas son el reflejo de tus pensamientos y emociones? Tu accionar refleja lo que está en tu corazón.

Hoy en Buen Karma vamos a descubrir cuál es la fuente de esa energía misteriosa, que nos anima a nosotros y a todas nuestras manifestaciones, a movernos en una dirección desde el nacimiento hasta la muerte. El cuerpo físico revela lo que hay en tu subconsciente.

Marte en Libra, el arte de flexibilizar una postura para armonizar con los opuestos

Con el ingreso de Marte en Libra, el pasado viernes y por un mes, la humanidad recibe la posibilidad imprimir a la acción física, ternura, agilidad y destreza.

A Marte se lo llama el regente de Aries, que simboliza nuestro cuerpo físico, la voluntad, y el fuego de la acción. Si respondemos al ego, la ira y la desconsideración triunfan. Si damos lugar al corazón, será la unión, el tacto y la diplomacia lo que nos lleve a actuar.

El Sol, la fuente de vida, la expresión de la conciencia interior 

Transitando también el signo de Libra, el Gran Sol nos permite abrir la mente y el corazón para ver lo invisible.

Las enseñanzas milenarias siempre han apuntado a re descubrir esa fuente de vida interior que nos permite como humanos elegir nuestro destino. Cada ser posee un espíritu, un alma, una conciencia que es un dínamo de energía que permite y sustenta la vida física.

En un mapa natal, como estudiamos en Fundación Fhers, el Sol representa esa energía extracorpórea que habita en nuestro interior. Cómo única estrella en el Zodiaco, indica cuanto hemos sido conscientes en el uso de nuestro poder a lo largo de muchas vidas.

Cuando no lo hicimos en forma correcta, el Sol no puede llegar a las zonas corporales con su calor e irradiación. Aparecen así los efectos de los planetas que roban la energía solar, visibles en las inarmonías en el cielo natal, o en los tránsitos actuales. Nos dejamos llevar por el egocentrismo, el abuso de poder y  la soberbia, como queriendo dominar el accionar de otros. Caemos en el individualismo y nos alejamos del ” nosotros”.

Aunque no lo podamos creer, las dolencias físicas obedecen a defectos del carácter que se materializan en el cuerpo a través de una alimentación desequilibrada, la falta de flexibilidad, la respiración inadecuada y una mente caótica que está en el pasado o en el futuro. El cuerpo no puede con tanto, y te lo hace saber. 

En este mes, la energía solar llega desde Libra para todos, aunque no seamos de este signo. Nos invita a suavizar la acción, a ajustar mi voluntad personal a la visión de otros, a buscar puntos de unión y equilibrio. El resultado: una acción suave, amorosa y tierna. El Amor en toda su expresión.

Libra simboliza el Arte como camino de mejorar la expresión humana. La pintura, la música, la danza y toda actividad corporal hecha con conciencia y amor. Esto libera al Sol para que ilumine las zonas más oscuras y cristalizadas del cuerpo.

La consciencia solar está oculta detrás de una “máscara”

“ la conciencia sólo es posible a través del cambio, y el cambio sólo es posible a través del movimiento” Aldous Huxley

En la mayoría de nosotros, nuestra energía es prisionera del condicionamiento: los hábitos fijos. En realidad, nuestras percepciones de esa energía primaria son veladas y oscurecidas por el vasto desorden de nuestras funciones.

Este desorden es creado por una multitud de tensiones y reacciones complejas y automatizadas.

Nuestras posturas, gestos y actitudes físicas son interminablemente las mismas. Ellas nos definen; ellas son, finalmente, lo que nosotros somos, a pesar de las identidades imaginarias generadas en el concepto distorsionado de nuestra mente.

Dada esta situación, no tenemos un poder real sobre nuestros movimientos. A pesar de todos los logros que podamos realizar a cada nivel, tanto físico como intelectual, permanecemos sensitivos e influenciados por un sólo lado de nuestra naturaleza a expensas de los otros.

Permanecemos inconscientes de la energía primaria, a pesar de que algunas veces estamos cercana a ella por la intuición, pero sólo por pequeños vislumbres.

“Estamos atrapados en el sótano de nuestros automatismos, incapaces por sí solos, de escapar de sus confines, de las complicadas relaciones entre los movimientos habituales de nuestra mente y los funcionamientos automatizados de nuestra falsa personalidad”

La fuerza creativa aprisionada en ese laberinto sellado no puede jugar el rol de líder en un cuerpo que es incapaz de recibirla. Venus inarmónico: No creo contar con los recursos y el egoísmo me encierra.

Esa energía alimenta meramente una máquina. Pero esa máquina crea desilusiones y no es admisible resignarse a aceptar el estar prisioneros de nuestro automatismo toda la vida.

Aparece la crisis cuando comienzo a querer liberarme de lo rutinario. Los planetas en su danza milenarias, nos convocan a despertar del letargo automático y nos ofrecen condiciones muy especiales que son necesarias para reconocer y cambiar patrones y estructuras que si bien pueden darnos seguridad, cierran la flexibilidad necesaria para crear lo nuevo.

Atención y Auto-Consciencia: moverse con amor

La práctica de los movimientos responde exactamente a esa necesidad: ser amor.

Fundamentalmente, los movimientos en cualquier actividad tratan sobre el aprendizaje acerca de la Fuente de Energía Solar que en los libros se la llama Eterna. Por eso cuando somos bebes, nos atrae mirar como se mueve el entorno. Un niño pone atención, está presente, se mueve cómo si esa acción es todo en el mundo.Sólo está ahí.

Se comienza aprendiendo los detalles de la forma exterior correcta, lo que irá seguido por el descubrimiento del verdadero significado de cada movimiento, de cada gesto o postura, dependiendo del proceso de cada persona.

Hay diferentes formas de aprender. Esto puede ser ya un gran descubrimiento en sí mismo. Visible en el ascendente de una carta natal y sus significadores.

El aprendizaje y la práctica de los Movimientos deben ser considerados como una actividad objetiva. Es decir, se supone que tienen efectos de acuerdo con leyes universales y no debieran estar sujetos sólo a una práctica  personal subjetiva. El recto actuar pone en sintonía al cuerpo con las emociones y los pensamientos individuales, pero en conexión también con el ambiente.

Las clases prácticas de movimientos reflejan diferencias. Algunas personas los aprenden con más facilidad que otras y también se acostumbra a tener preferencias sobre ciertos movimientos. Visible en los signos de fuego: Aries, Leo y Sagitario. Aquí exploramos una acción con voluntad hacia un propósito determinado, sustentada en el Amor a un ideal y siempre apuntando a un mejor convivir en el mundo. El moverse con sabiduría es el resultado.

Los movimientos nos ofrecen oportunidades para crear una situación en la que nuestra psicología personal puede ser sorprendida. Su contraparte, la quietud interna entre cada acción natural entre cada respiración y ejercicio, permite profundizar en la meditación.

Al prestar toda la atención a lo que hago, al estar en el presente en el ahora entonces es posible algo nuevo. Cuando estas preparado llega el maestro adecuado que te ayudará a expresar tus virtudes. Llega el trainer , un instructor,  preparado para guiarte.

Toda disciplina deportiva o expresiva en lo corporal nos permite experimentar a través del cuerpo en movimiento, todos nuestros mecanismos funcionales, facilitando más que cualquier otra disciplina la armonía entre la parte motriz, emocional e intelectual . Y sobre todo, puede despertar capacidades latentes pertenecientes a un lado desconocido de nuestra propia naturaleza.

Acuario: El verdadero líder en los nuevos tiempos

Se puede medir el grado de consciencia amorosa de una persona en los movimientos que realiza.

Una persona no solo transmite sus ideas a través de las letras o palabras. En cada acción se hace visible su coherencia interna. El cuerpo físico delata el orden o no de sus ideales, sentimientos y amor por si mismo.

Cuando el cuerpo esta atrapado en la forma, no emite luz, no hay amor suficiente: no se puede dar lo que no se tiene. Se promete y no se cumple, atrayendo hacia si mismo mayor malestar y frustración, obligando a otros, como en una especie de venganza del ego, a vivir prisioneros, rígidos, con una visión separativa e inflexible. Se culpa al espejo que siempre refleja la propia imagen.

En estos tiempos, el reloj planetario, impulsa a verse a si mismo, porque como nos tratamos a nosotros, así tratamos a los demás.

El verdadero cambio empieza en uno. Volver a ser como niños, expresión de Leo y el Sol, que en su juego corre, salta, experimenta sin pasado ni futuro, porque en su presente al moverse, se siente alineado con su conciencia inocente, pura y alegre. Lo que hagas hoy, volverá siempre.

Libra te propone libérarte de la dura caparazón automática para darle paso al corazón. Moverse es vida, pero hacerlo conscientemente y por amor nos hace fraternales, considerados y bondadosos.

“ puedes seguir cambiando el exterior, pero nunca estarás satisfecho, a menos que los cambios sean internos, pues el exterior nunca puede ser perfecto” Osho