Qué es la Lunación de Géminis y por qué es el Día de la Gran Invocación

Publicada el Publicada en Sin categoría

La próxima luna llena es la de Géminis es la u¡última de las tres consideradas los Festivales Mayores, junto a la de Aries que es la del Cristo, la de Tauro del Buda. Ahora, Géminis es la de la Humanidad. Este año se produce el lunes 17 de junio a las 5.32 am hora argentina.

En esta Lunación se celebra el dia de La Gran Invocación, que es una plegaria universal traducida a mas de setenta y cinco idiomas y dialectos y no pertenece a ninguna religión ni credo sino que puede ser utilizada por todo ser humano de buena voluntad para unirse en un servicio mundial para traer valor y fuerzas espirituales en tiempos de emergencia planetaria. Se originó en el Festival del Wesak de 1936 y tiene el poder de afectar los acontecimientos mundiales a traves de la invocación enfocada y unida.

Cada uno de nosotros que acepte emplearla de manera reflexiva y dedicada para evocar iluminación y amor, inexorablemente causará poderosos cambios en su propia vida, actitudes y propósitos, y se acrecentará con la fuerza conjunta de individuos y grupos tejiendo una red de luz alrededor del planeta. El conocimiento de este hecho, científicamente aplicado, puede ser uno de los grandes factores liberadores de la humanidad. No se trata de pedir asistencia divina no merecida,sino demostrar en el servicio el mérito alcanzado.

Por este gran acontecimiento meditaremos el signo de Géminis como preparatorio del trabajo de Magia organizada que venimos proponiendo y realizamos en Fhers. Géminis rige la mente concreta, terráquea. La Luna en Sagitario, que rige la mente abstracta,opuesta al sol en Géminis, nos invita a alcanzar la unicidad entre las dos, proponiéndonos coraje y certeza para vencer la inconstancia y la dualidad. Redimir karma con hermanos, primos, vecinos, amantes (si nos lo permitimos), inconstancia en estudios, trabajos y viajes cortos.

Si el servicio es cumplido adecuadamente se podrá obtener una gran liberación, por la unión de la fuerza del Buda con su sabiduría y por la del Cristo que a traves de la Luna llena de Géminis expresa el inmutable amor de Dios.